Directorio de Franquicias

Flecha  VISITE
Banner
&
Eligiendo una Franquicia
funcionamiento

 

Por Víctor Fernández | Director del Departamento de Franquicias | CENTRAL LAW/Quirós Abogados | Costa Rica

A lo largo de un arduo programa de estudios de Pos Grado que realicé en México el pasado año, tuve la oportunidad de convivir muy de cerca con la cultura de la Sociedad Mercantil Mexicana con respecto al MODELO DE FRANQUICIA y que por cierto es una de las más evolucionadas de nuestra región; de acuerdo a esta experiencia, quiero compartir con ustedes algunos  comentarios.

La FRANQUICIA es sin duda alguna, el modelo comercial que más ha crecido en el mundo en los últimos años. Este crecimiento se debe a las enormes ventajas que posee, tanto para el franquiciante (quien la otorga) como para el franquiciatario (quien la adquiere).

¿Pero qué es una franquicia?

La FRANQUICIA es una forma de organizar un negocio según la cual, una persona física o jurídica, denominada franquiciante otorga a otra, denominada franquiciatario, la licencia de uso de una marca, transmitiendo al mismo tiempo los conocimientos y experiencia que posee sobre la misma y prestándole la asistencia técnica necesaria para que el franquiciatario pueda comercializar los bienes y/o servicios del franquiciante, utilizando métodos operativos y administrativos uniformes y de éxito comprobado.

Una FRANQUICIA se otorga siempre por un tiempo determinado, que se establece en el CONTRATO DE FRANQUICIA y el franquiciatario, ofrecerá al franquiciante, una contraprestación por el uso de la marca y los conocimientos recibidos.

La FRANQUICIA es una figura que si bien es cierto en este momento no se encuentra regulada en nuestra Legislación Costarricense como tal, se ha venido adoptando cada vez con más frecuencia  como un modelo de expansión y crecimiento de negocios de gran eficacia y seguridad;  su regulación se ha venido ejerciendo muy eficientemente, a través de los diferentes CONTRATOS DE FRANQUICIA creados para cada relación de negocios,  los cuales, como suele decirse en el medio, se han estructurado  como trajes a la medida para cada negocio en cuestión. Así las cosas, debe tenerse claro que, el hecho de que LA FRANQUICIA  no  cuente con un marco jurídico expreso en nuestro país, no quiere decir que la misma no goce de certeza y seguridad jurídica tanto para franquiciantes, como para franquiciatarios.

Muchas personas interesadas en este modelo de negocios me  han preguntado ¿cuál es la mejor franquicia? y mi respuesta, según las asesorías brindadas, mis estudios al respecto y los innumerables textos que he leído referentes al tema,  es: “ÉSTA, NO EXISTE”. Todo inversionista interesado en UNA FRANQUICIA debe encontrar la mejor franquicia para él, para lo cual el potencial franquiciatario, debe antes que nada hacerse una autoevaluación contestando las siguientes preguntas:

El inversionista que adquiere una FRANQUICIA tendrá la posibilidad de tener su propio negocio, recibirá del franquiciante el derecho de usar una marca prestigiosa y posicionada, recibirá además los conocimientos que le permitan operar un negocio de acuerdo a un sistema estandarizado, recibirá capacitación y asistencia técnica permanente, podrá participar en planes de publicidad y mercadotecnia; por todo esto sus posibilidades de fracaso serán mínimas.

Indudablemente, la FRANQUICIA es un modelo de negocio que se ha venido consolidando en todo el mundo y que hoy constituye uno de las formas más seguras de inversión y para que un negocio crezca y se consolide.

 

 
&